jueves, 21 de enero de 2016

Sal del Himalaya

Había oido hablar muchas veces de la sal del Himalaya y la había visto en algunos restaurantes a los que he acudido, pero nunca se me había ocurrido comprar esa sal.
Yo tengo la tensión arterial alta, muy descompensada la mínima la tengo siempre alta y la máxima normal mas o menos, por eso procuro tomar poca sal, me habían dicho que la sal Himalaya era buena para los que tenemos la tensión arterial alta y ahora paso a explicaros porqué es buena.
La diferencia entre la sal Himalaya y la común es que es una sal completamente natural, la extracción y el lavado se realiza a mano, así mantiene su pureza y las propiedades de todos sus componentes.
La sal común ha sido tratada químicamente y cuando acaban dichos tratamientos se convierte en cloruro sódico, el cloruro sódico no es aceptado por el cuerpo humano como nutriente y su acumulación afecta de manera grave a la presión y tensión arterial.
Bueno ya sabemos algo más sobre la sal de la cual últimamente han sacado al mercado muchas clases; Sal Himalaya, sal azul Persia, sal roja Hawai, flor de sal natural, etc.
Yo voy a empezar probando la del Himalaya y después ya probaremos otras. La he comprado en una tienda que voy siempre a comprar por tener productos ecológicos a muy buen precio y tener todo a granel, me encanta esa tienda, he ido a comprar quinoa que no me quedaba y he comprado varias cosas entre ellas la sal, azúcar moreno, cuscus ecológico, arroz integral, jengibre en caramelos (me pierden esos caramelos, tengo que comprar poquitos cada vez que compro porque me los como como las pipas, jejeje), zanahorias y tomatitos cherrys todo ecológico.
La sal del Himalaya es rosita y la hay en grano y molida, yo la he comprado molida.

En esta página podéis encontrar más información sobre la sal del Himalaya.


Foto de: http://www.el-periodico.com.mx/noticias/beneficios-de-la-sal-del-himalaya/