domingo, 7 de febrero de 2016

Domingo de comida

Hoy domingo he ido a comer a casa de mi prima que nos ha invitado.
Ha sido una comida familiar y tranquila.
Hemos comido de todo, mi prima se ha pasado con la comida, pero no creais que ha sobrado mucho, en esta familia comemos mucho todos menos ella.
Ha sido un día maravilloso, ¡cómo me gusta estar con mi familia!, disfruto estando con ellos. Y como siempre he tenido que hacer alguna de las mías, y he roto una copa llena de vino, la copa me ha dado igual pero el vinito no, y además ha sido mi copa, no he podido romper la de alguno que estaba en la mesa a tenido que ser la mía que aún no había probado el vino.
Mi prima se ha esmerado en poner una mesa bien bonita, con unas servilletas preciosas.

De primero hemos tenido un montón de platos, ensaladas de habitas, ensalada de quinoa, vieiras, saquitos de pasta filo rellenos de champiñones, bolitas de jamón y queso rebozadas en quicos.





¡Qué bueno estaba todo!
Y de segundo hemos comido carne a la piedra

.
Y llegó lo que más me gusta a mí, soy una golosa, y hemos comido postre doble, una tarta de queso con mermelada de arándanos, que ha hecho mi prima, y una tarta de zanahoria que he llevado yo.
Para acompañar el postre hemos bebido cava extremeño y según mi gusto, no está mal, pero me quedo con el cava catalán.



Pues ya veis que hemos comido muy bien, pero lo mejor de la comida ha sido estar junta la familia y ser felices.