jueves, 28 de abril de 2016

Felicidades mamá.

Hoy es el cumpleaños de mi mamá, 90 años cumple y estoy segura que en el cielo están haciendo una gran fiesta para celebrar el cumpleaños.
Yo no puedo celebrarlo a tu lado mamá, ni siquiera puedo abrazarte y darte un gran beso y no sabes la tristeza que eso me produce.
Recuerdo cuando cumpliste los 80 años, te preparamos una fiesta sorpresa con tus amigas y familiares, ¡qué felices fuimos ese día!, la que más feliz fue fuiste tú mamá, no te esperabas nada y de pronto cuando llegaste al restaurante te emocionaste al ver a tantas personas que te querían allí. Que montón de regalos te hicieron. Papá era feliz a tu lado y mi hermana y yo eramos felices de verte a ti disfrutar.
Hoy diez años después de ese día, estoy aquí sentada delante del ordenador escribiéndote una carta que quiero que lean muchas personas para que sepan la gran mujer que fuiste, el amor que desprendías, lo buena que eras. 
Ahora  estoy sola, ya no te tengo a mi lado, ya no podemos reírnos juntas, enfadarnos, irnos de compra que es lo que más te gustaba. Ahora siempre voy a comprar sola, no tengo a nadie que me diga como me quedan esos pantalones o esa camisa. te necesito tanto mamá. No me acostumbro a tu ausencia, necesito abrazarte y lloro de impotencia porque no puedo hacerlo. 
Mi vida está llena de recuerdos que hemos vivido las dos juntas, eramos madre e hija pero teníamos una complicidad maravillosa, nos mirábamos y nos comprendíamos tan bien. 
Porqué os fuisteis los tres y me dejasteis aqui sola, no comprendo porque no me llevasteis con vosotros, ahora vosotros estais juntos y yo aquí echándoos mucho de menos. Eso no se hace.
Mamá estoy cansada y agotada de fingir, de mentir de decir que estoy bien cuando en realidad no estoy bien, porque te necesito tanto, necesito salir a pasear contigo cogidas de la mano. Ir a tomarnos un cortado juntas como hacíamos siempre. Ser la envidia de tus amigas por lo bien que nos llevábamos, te necesito aquí conmigo, si eso no puede ser yo le pido a Dios que me lleve contigo, con papá y con mi tata no quiero seguir viviendo si no estais conmigo.
Hoy estoy triste y solo me apetece llorar, sé que no debo hacerlo y que tengo que acostumbrarme a vivir sin ti, pero siempre estás conmigo porque te llevo en mi corazón. Sé que tú debes estar enfadada conmigo porque me ves triste y llorando y me estarás diciendo que la vida sigue y que tengo que ser fuerte por las dos personas que tu tanto querías, que son tu nieto y tu yerno, y eso trato de hacer reír por ellos pero a veces me resulta muy difícil.
Bueno mamá ya me voy a despedir de ti, porque sé que te están esperando en esa fiesta que te habrán organizado y te estarán esperando papá, la tata, tu hermana Amalia, tu hermano Kiko y tu cuñada Consuelo. Sois muchos ahí y cada vez menos aquí. Tú seguro que estarás guapísima, te habras pintado los labios, por favor como vas a salir tú sin pintar los labios, te habrás puesto un vestido precioso y si ahí hay peluquerías habrás ido a peinarte por supuesto. 
Te quiero mamá.
Felicidades!!!