sábado, 14 de mayo de 2016

Tenemos más de 50 años y nos amamos.

Las mujeres de más de cincuenta años nos volvemos más pacientes, parece una contradicción porque a esta edad no tenemos tanto tiempo por delante.
En inglés lo que nosotras llamamos "tercera edad" se dice "golden age" que significa "edad dorada" mucho más bonito que "tercera edad".
Cumplir más de cincuenta años tiene una ventaja y es que ya puedes pertenecer al elitista club de "NOMIQOLO" (no me importa lo que opinen los otros).
Ahorramos tiempo; ya no vamos buscando machos por lo tanto ya no perdemos el tiempo delante del armario para ponernos deslumbrantes delante de el hombre. Ahora nos volvemos más naturales y todo nos queda bien.
Los hombres tambien ahorran tiempo, tienen menos pelos y menos barba que afeitar.
Perdemos un poco los sentidos, sobre todo el oído, ahora oímos lo que nos interesa y nos conviene. Así evitamos discusiones.
Aprendemos amar a los animales, empezamos a preferir los de cuatro patas sobre los de dos.
No se tiene tantas ganas de correr para llegar a ningún sitio.
Aprendemos a convivir con la persona que se refleja en nuestro espejo.
Otra ventaja que tenemos las de más de cincuenta años es que nos podemos olvidar de los anticonceptivos.
Nos sentimos perfectamente conforme con quedarnos en casa un sábado por la noche, sofá, mantita y una película la mejor elección para un sábado noche.
Somos nuestros propios meteorólogos. Los médicos están convencidos, de que los que padecemos dolor en las articulaciones, artrosis, artritis y daño en los nervios de los codos y rodillas que son los dolores más comunes conforme envejecemos, somos los mejores meteorólogos.
Después de los cincuenta años seguimos queriendo sexo, ¿Sequedad vagina? ¡Ni hablar! Si tenemos relaciones sexuales dos o tres veces por semana eso hará que el flujo sanguíneo a tu vagina aumente y por lo tanto habrá más lubricación natural. Más sexo, menos dolor, más sexo y estaremos de mejor humor.
Insomnio? Tener un orgasmo libera oxitocina y cortisol y eso hace que aumente la relación y el bienestar.
Me duele la cabeza. ¡Hagamos el amor! Se acabó la excusa del dolor de cabeza para evitar hacer el amor. Según un estudio de 2013 especialistas en dolores de cabeza de la Universidad de Munster de Alemania observaron que las migrañas disminuyeron cuando se tienen relaciones sexuales. Tenemos mas de cincuenta años pero estamos vivas en todos los aspectos.
¿Hace falta decir algo más? Así que, ya sabes, a practicar sexo, que es la llave de la plenitud después de los cincuenta.
A partir de los cincuenta ya no nos preocupa si nos sobran kilos o nos falta tersura, nos fijamos más en el brillo de nuestros ojos o en el sonido de los gemidos.
Las mujeres de más de cincuenta hemos desarrollado un sentido de la empatía, la comprensión y la ternura. Sabemos escuchar y no prejuzgamos.
Por eso las mujeres de más de cincuenta nos amamos como somos. 


¡VIVAN LAS MUJERES DE MÁS DE CINCUENTA AÑOS!














http://www.vivafifty.com/ventajas-tener-cincuenta-anos-98/