domingo, 4 de junio de 2017

5 secretos de las personas que sufren ansiedad

La ansiedad es una de las emociones que más sufren las personas. Esta junto al estrés se convierte en una afección que nos provoca una sensación de malestar difícil de dejar atrás.

Cuando sientes una amenaza, cuando visualizas algo de forma negativa, cuando te ves presionado, la preocupación te aborda con el afán de poder hacerle frente de la mejor manera a ese problema.

La ansiedad es una reacción normal, pero que encierra muchos secretos. Las personas que la experimentan no lo pasan nada bien y lo peor es que no se ven comprendidas por aquellos que no padecen este problema.

1. Necesitan compasión

Las personas que sufren ansiedad, en ocasiones son vistas como personas locas. Debido a esto, se sienten incomprendidas y no saben a quién acudir para desahogarse.

Es un problema natural que muchas veces no tiene explicación. Sufro de ansiedad y no sé por qué, ya que pueden influir varios factores en nuestra vida diaria. Por eso, una persona que sufre ansiedad necesita compasión. Alguien que pueda escucharla sin juzgarla, sin reproches, sin críticas.

No es necesario que la entiendas, pues si nunca has sufrido este problema probablemente te resulte muy difícil ponerte en su piel. Pero, asegúrate de que sabe que estás ahí, que te tiene a su lado. Eso, aunque no lo parezca, le ayudará bastante.

2. No pueden escapar de lo que los ataca

Si eso que nos provoca preocupación nos acorrala y no podemos escapar de ello, ¿cómo salir de esa situación que no hace más que incrementar nuestro nerviosismo? Piensa que la persona que sufre ansiedad no la ha elegido. Esta viene por una serie de factores que la persiguen y la acorralan generando este estado que muy pocos logran comprender.

Por mucho que intenten escapar es imposible. Nada las libera de esta sensación que les persigue como su propia sombra allá donde van. ¿La solución? Deben enfrentarse a aquello que les provoca ansiedad. Escapar no es posible, solo buscar dónde está el problema, encontrarlo e intentar solucionarlo.

3. Hasta lo más simple los satura

La ansiedad roba energía y llegado el momento llega a ser tan grande su poder que hasta cualquier pequeña cosa llega a saturar a la persona que sufre ansiedad. Es normal que en ocasiones nos sintamos desbordados, pero ante algo pequeño que no debería provocar ni un mínimo de estrés esto no es habitual.

¿Por qué le ocurre esto a las personas que sufren de este problema? Porque están tan rodeadas de esta emoción que, como no logran lidiar con ella, esta las va absorbiendo.


4. Se preocupan por cosas ridículas

Las personas que sufren ansiedad al igual que cualquier cosa por pequeña que sea los sume en un estado de preocupación increíble, también les afectan detalles aparentemente insignificantes.

Eso no debería suceder, pero como viven rodeadas de preocupaciones constantes, lo que hacen es adelantarse a los acontecimientos, visualizando lo que podrá ocurrir. El miedo a la ansiedad provoca que eso que estén visualizando sea bastante negativo. Esto no hace más que provocar que la ansiedad se vea atraída por estos pensamientos.

Realmente, no pueden evitarlo y por eso necesitan a personas que puedan ser comprensivas. Siempre se adelantan a los acontecimientos y eso provoca una llamada a la ansiedad que no es más que una preparación hacia ese miedo del que son muy conscientes.

5. Sus miedos son reales

Pueden parecernos increíbles los miedos que provocan ansiedad en algunas personas, pero aunque tú no seas capaz de comprenderlos o compartirlos no implica que no sean reales. Desde luego, estos miedos son muy reales. Es real en su mente y ello les provoca esa reacción de la que no pueden librarse.

Las personas que sufren ansiedad cuando se encuentran con sus miedos piensan que no pueden controlarlos. De hecho, son los miedos los que las controlan provocándoles esta sensación de preocupación constante que tanto temor les da.

Si sufres de este problema sabrás perfectamente que si crees que no puedes controlar una situación o superar un miedo esto así será. Todo lo que creas, lo que tu mente piense, se hará realidad.

No permitas esto. Aprende a comprender a las personas con ansiedad y a la tuya si la padeces. Nunca escapes de aquello que te la provoca, intenta saber ¡qué la origina! Solo así podrás empezar a solucionar y a enfrentar tus miedos. ¿Estás preparado para ello?


“Eres una víctima de tu propia mente”
-Anónimo-

“Naciste para ser libre, no seas esclavo de nada ni de nadie. No permitas que la ansiedad llene tu vida”
-Bernardo Stamateas-