jueves, 18 de agosto de 2016

Mi ojo está bien.

Llevo unos días que no escribo nada y no es que ya me haya aburrido de escribir ni muchos menos. El motivo de no escribir nada a sido que me han operado de una lesión en el ojo izquierdo y he estado unos días con un parche (parecía una pirata) aún llevo el parche para dormir por prescripción médica, digo yo que debe ser para que mientras esté durmiendo no me meta un dedo en el ojo.
La operación ha ido estupendamente, lo más molesto es, porque aún sigo con mis gotas, tener que ponerme tantas gotas. Han habido momentos que tenía a alguien en casa y me podía poner las gotas pero cuando coincidía la hora de las gotas y estaba sola, lo pasaba mal, porque no atinaba a que la gota cayese dentro del ojo y gastaba un montón de gotas.
Tengo que darle las gracias a mi querida amiga Marian que no ha dudado ni un segundo en venir a ponerme las gotas. También tengo que agradecer a "mi niña" Elisabeth que no se ha separado de mi lado cuando no tenia que trabajar y me ha mimado y cuidado muy bien. Y por supuesto a mi hijo que no se le ha pasado la hora de ninguna gota.
Pues ya paso el susto que tenia y es que la vista asusta, por lo menos yo tenía un poquito de miedo.
Ahora aunque no tengo aún el ojo al 100% ya puedo ver el ordenador a ratitos y me puedo quitar el parche de día y ya puedo salir a la calle sin que la gente me mire por el parche. 
Para lavarme la cabeza tengo que ir a la peluquería porque no puedo lavármela en casa para evitar el jabón en el ojo, mi peluquera está alucinando, yo que soy de ir a la peluquería solamente una vez al mes a cortarme el pelo, ahora me está viendo dos veces a la semana.
Ahora ya sabéis el motivo por el que he estado ausente unos días.
Gracias a todas y todos que os habéis preocupado por mi. Un enorme abrazo a todos.
Os dejo unas fotos, una es de unos minutos antes de entrar a quirófano y la otra ya en casa con mi parche.