miércoles, 11 de enero de 2017

Agradecimientos 2016


Al empezar el nuevo año quiero hacer balance del año que hemos despedido y quiero compartirlo con todos los que me leéis que sé que sois muchos y de muy diferentes lugares del mundo.
Empecé 2016 con un pensamiento negativo y triste el 14 de enero día de mi cumpleaños cumplía 56 años los mismos que tenía mi hermana cuando una leucemia se la llevó de mi lado. Esa edad que cumplía no me gustaba nada y ese año no celebré mi cumpleaños, lo pasé sola, vagando sin destino por las calles, apagué el móvil no quería felicitaciones, ni regalos ese día me limité a disfrutar de mi soledad y de mis recuerdos.
Pero fue pasando el año y fui viviendo mis 56 años; aún tengo 56 años hasta el día 14 no cambio de número y no os podéis imaginar las ganas que tengo de cumplir 57 años.
Pero en este año pasado he vivido cosas muy buenas. He viajado, he salido a disfrutar de la vida, he conocido personas maravillosas, he estado rodeada de amor y felicidad. Y a esas personas que han hecho que mi año haya sido feliz quiero dedicarles está entrada en mi blog.
En primer lugar quiero agradecer a mis traumatólogos (me los conozco a todos los del hospital) el tiempo que me han dedicado y es que últimamente mis huesos se han vuelto muy crujientes y me están diciendo que me voy haciendo mayor.
Tengo de todo, como en los bazares chinos, desde los menisco rotos, rizartrosis en los dedos gordos de las manos hasta una tendinitis/bursitis en un hombro. Pero eso no es nada que no se pueda solucionar. Tengo los mejores traumatólogos y doy gracias por estar en tan buenas manos.
Agradezco el día que conocí a mi amiga Marian, que siempre está ahí cuando la necesito es y será mi querida amiga para siempre.
No me olvido de Mary que a pesar de los 200kms que nos separan es mi amiga especial. Este ha sido el mejor año para Mary, después del accidente que tuvo su hijo que ha estado muy malito por una caída de un caballo, hoy todos celebramos lo bien que está José pero sobre todo su madre, mi amiga. Me alegro de que Mary sea mi amiga, me alegro de la recuperación de José y me alegro de los momentos tan felices que hemos vivido juntas.
Agradezco el año que a vivido mi hijo, que con su esfuerzo, trabajando y estudiando, ha sacado unas notas maravillosas. Felicidades hijo por tu tesón para conseguir lo que deseas, tanto esfuerzo ha tenido su recompensa y yo me siento la madre más orgullosa del mundo por tenerte como hijo.
También tengo que agradecer que a mí vida llegase a través de mi hijo, Elisabeth. Es mi niña, Elisabeth es un sol, es buena, es detallista, es atenta y servicial por eso y muchas cosas más doy gracias a Dios por contar con ella y ser parte de mi familia. No cambies nunca Elisabeth.
No puedo dejar de mencionar a mi amiga Araceli, este año pasado no ha sido el mejor para ella, le diagnosticaron un cáncer de mama y no lo ha aceptado nada bien. Está muy negativa y no quiere seguir adelante. Poco a poco va consiguiendo salir y ya solo le quedan dos sesiones de quimioterapia.
Araceli desde aquí quiero decirte que este año va a ser tu año, vas a estar bien, el pelo te va a crecer y vas a volver a ser la misma de antes. Ahora aprenderás a valorar las cosas y las personas.
Pero sobre todo yo voy a dejar de escuchar tantas "tonterías" que pasan por tu cabeza. Porque como siempre te digo eres muy "cansina" con tus pensamientos negativos. Me he "enfadado" muchas veces con Araceli, enfados sin importancia pero cuando empieza a decirme cosas como: ya no quiero sufrir más y lo que quiero es descansar, yo la amenazo diciéndole que voy a colgar el teléfono o que ya no voy a salir más con ella porque no tengo ganas de oír estupideces, pero me toca el corazón cuando me dice: No, por favor no me dejes que te necesito. Yo siempre se lo digo en broma pero para que espabile, jamás dejaría de estar al lado de mi amiga. Las enfermedades nos enseña a ver cosas que antes no veíamos y ella ha visto como ha habido personas que a raíz de su enfermedad han desaparecido de su vida y eso duele.
Araceli ya sabes que en el año 2017 tengo pagado un cortado diario por ti, por aguantarte. Y que el 2017 va a ser tu año, un año lleno de felicidad.
Y quiero que sepas que para mí es un orgullo tener una amiga cómo tú y siempre voy a estar cuando me necesites.
He dejado para lo último mi agradecimiento a mi amiga Filo, siempre pendiente de mí, siempre animándome y siempre demostrándome su cariño con besos y abrazos.
Un día me vio triste y con lágrimas en los ojos y me dijo: Tú tienes que hablar con una persona, y así sin más me llamó por la tarde y me dijo; tal día a tal hora te esperan.
Acudí ese día sin ganas y sin ilusión a la cita que Filo me había preparado y nunca en la vida podré agradecerle donde me llevó.
Yo no soy de ir a Misa, he ido de vez en cuando, pero no soy asidua, voy cuando a mi me apetece.
Después de tener que ir a tres misas seguidas de mi hermana la primera, después a los 44 días a la de mi papá y a los dos meses a la de mi mamá, no quise volver a una Iglesia. Me enfadé con Dios, yo rezaba cada noche y dejé de hacerlo. Dejé de tener fé en Dios porque se había portado mal conmigo llevándose a mi familia en tan solo cinco meses. No les hice misa de funeral a mi familia, ¿para qué? Si Dios me ha quitado lo que más quería ahora tengo que ir a darle las gracias por haberme dejado tan sola. Pues no.
La cita que Filo me había preparado era con un Cura, sí ahí estaba yo delante de un Cura. Él me acogió a pesar de que yo le comenté que estaba enfadada con Dios. Él me escuchó y yo lloré delante de él y le abrí mi corazón, sus palabras fueron un bálsamo para mí y me hizo pensar mucho. Pasé días recordando y analizando sus palabras, quería creérmelas.
Aún no he hecho totalmente las paces con Dios, pero he empezado a rezar nuevamente. Sigo sin ir a Misa porque aún tengo una herida enorme en mi corazón, pero poco a poco esa herida irá cicatrizando y eso se lo debo al Padre... voy a omitir su nombre porque no quiero causarle ningún problema es lo último que yo desearía.
Ahora digo con todo el orgullo que puedo, que tengo un amigo cura. Un amigo que me anima, me alienta y con el que me desahogo contándole cosas que a otras personas no sería capaz de contarle. Le cuento mis penas, las alegrías me gusta compartirlas con más personas, las tristezas, dudas y problemas solo con él. Él se ha convertido en mi confesor.
Él me ha lanzado una cuerda para ayudarme a salir de este pozo que estoy sumergida.
Ya le hemos hecho una Misa a mi mamá en su aniversario y este año se la haremos a mi papá y a mi hermana.
Me dejo a muchas más personas por mencionar y agradecer su amistad, pero no quiero cansaros con mis agradecimientos. Estas son las personas que más huellas han dejado en mí en el año 2016.


Gráfico de los países más populares entre los lectores del blog


Gráfico de los países más populares entre los lectores del blog
Entrada           Páginas vistas

España                   23654
Estados Unidos      20650
Francia                   19320
Alemania                19310
México                    17410
Argentina                15350
Rusia                       14980
Colombia                 12543
Chile                        10754
Irlanda                       8960
Polonia                      5856
Puerto Rico               5560
Perú                          4890
China                        2996