lunes, 9 de noviembre de 2015

Miedo a la soledad

Hoy viajo en tren de rodalias y tengo 45 minutos de viaje, 45 minutos en los que ves muchas cosas y escuchas muchas más. No me importa la vida de los demás, tengo suficiente con la mia propia. Pero es imposible no oír algunas conversaciones. La conversación de hoy me está provocando tristeza, hablan dos chicos de unos  35 o 40 años; soy un horror para acertar la edad.
Habla el que me parece más joven y está triste, cuenta su historia que es la siguiente: llevaba siete años viviendo con ella y ahora sin esperarmelo se va y me deja, yo pensaba que era feliz conmigo pero estaba equivocado, lo que no entiendo es porque no me dijo antes que no estaba bien conmigo? Podíamos haber hablado y tratar de solucionar el problema si es que había alguno. Su amigo le pregunta, ¿hay otro hombre? Y él contesta: Ella dice que no, que se va porque se aburre, osea que le aburro yo. Yo que en estos siete años de mi vida  mi única ilusión a sido ella, trabajaba demasiado para darle todos los caprichos que quería y ahora resulta que está aburrida de mi. ¿Qué te parece? El amigo no contesta.
No sé qué voy hacer ahora, continúa diciendo, no me gusta estar solo, odio la soledad, me he acostumbrado a ella y ahora que va a ser de mi? .
El tren para en una estación y mis dos acompañantes se apean del tren. Me cachis. .. me gustaba la conversación, hasta he pensado en unirme a la conversación y decirle: quieres un consejo como una madre que por edad podría ser. Y haberle comentado: la vida sigue cariño, la vida está compuesta de etapas y, esa mujer es una etapa de tu vida, pero no se acaba ahí la vida, eres joven y te queda mucho por disfrutar. Preferirías seguir teniéndola a tu lado y amargaros la vida juntos simplemente por no estar solo.  Nunca hagas eso,  hay que darle libertad a las personas que queremos y si ella desea irse de tu lado, déjala ir y deseale que sea feliz. Y tú sigue viviendo y siendo feliz la vida es muy sabia y te llegará lo que mejor sea para ti. La casualidad  no existe,  existe el destino,  así que vive la vida y se feliz.