martes, 7 de febrero de 2017

Soy de querer mucho pero a pocas personas.

Estoy pasando el peor día de mi vida desde hace cuatro años cuando se fueron mis padres y mi hermana. Esos días fueron horribles. Estos cuatro años sin ellos han sido muy tristes y difíciles.
Pensaba que ya no podía sufrir más y que ya todo lo que me tenia reservado la vida era felicidad y cosas buenas y bonitas. Qué equivocada he vivido todos estos años esperando la felicidad. De nuevo la vida a vuelto a golpearme. 
Y aquí sigo yo, viviendo sin ilusión. con una tristeza enorme y llena de rencor. 
Voy hacerle caso a mi querida psicóloga y  voy a sacar todo el rencor y coraje que llevo dentro. Porque como dice ella si no lo saco la perjudicada soy yo, guardarme las cosas es muy negativo para mi. Así que hoy he decidido escribir esta entrada para sacar todo lo que llevo callando durante muchos años. Pues ahí va toda mi rabia.
Sé que habrá personas que se sentirán dolidas con lo que voy a escribir. No es mi intención ofender a nadie, pero soy libre de pensar lo que quiera y empecé a escribir este blog para compartir mis inquietudes, mis alegrías, mis penas y mis pensamientos y eso voy hacer hoy, voy a compartir mis pensamientos.
Si alguien se siente identificado y dolido leyendo esto, puede hacer dos cosas ignorar lo que he escrito o hacer examen de conciencia y pensar si debía haber actuado de otra forma conmigo.
Cómo he dicho antes la vida a vuelto a golpearme de nuevo. Lo más duro de la vida es ver sufrir a una persona que quieres.
No sé que piensa la vida, Dios, el universo, las energías de mí, igual creen que no tengo corazón y que aguanto todo sin sufrir. Claro que lo aguanto todo, qué remedio me queda, lo aguanto pero con mucho dolor. Mi corazón ya no puede más. Cómo dice una canción de Alejandro Sanz: Tengo el corazón partido, partido de dolor y no creo que eso tenga arreglo.
En los momentos difíciles es cuando uno se da cuenta de la verdadera familia que tiene y de los amigos de verdad que siempre están a tu lado. De qué sirve tener una enorme familia si esa familia se limita a felicitarte el día de tu cumpleaños por Facebook y eso lo hacen porque Facebook les recuerda que hoy es el cumpleaños de fulanito. Un mensaje cada año de Feliz Año y ya está. Bueno si, después coincidimos en algún entierro. Pues mira... hoy he decidido no volver a ir a ningún entierro y tampoco ellos se van a ver obligados a venir al mío. Hace ya mucho tiempo que done mi cuerpo a la ciencia, por lo tanto no haré pasar a nadie por un tanatorio para decirme adiós.
De qué te sirve tener familia si nunca tienen tiempo para coger un teléfono y preguntar: ¿Cómo estás? Cómo está Fernando, mi marido, que saben que tiene un cáncer. Yo llevo muchos meses de baja por depresión y jamás he recibido una llamada para saber cómo estoy, mi marido tiene un cáncer y aún espero una llamada para preguntar por él.
Pero vamos... Qué no me importa en absoluto no recibir ni una sola llamada de estas personas. Yo tampoco hago ninguna llamada para saber cómo están ellos.
Sé que mis padres y hermana estarán muy molestos con mi comportamiento y mis palabras. Pero si algo me honra en mi vida es la sinceridad, aunque a veces mi sinceridad moleste a las personas.
En estos cuatro años que me quedé huérfana de padres y hermana me he dado cuenta de quién es mi verdadera familia. Tengo una familia pequeñita pero tengo la mejor familia del mundo. Y tengo las mejores amigas que se pueden tener y a ellos quiero agradecer lo buenos que son conmigo y el apoyo y cariño que estoy recibiendo en estos horribles días que estoy pasando y sé que van a estar ahí siempre a mi lado soportando mis estupideces, mi mal carácter y mis malas contestaciones.
Hoy tengo un día malo, estoy como el día, oscuro, triste, hoy llueve y mis ojos hoy también derraman lágrimas.
Hoy la palabra más bonita que sale de mi boca es "mierda, mierda y mierda" y "maldito cáncer"
Mañana espero estar mejor, porque al final voy a perder a todas estas personas que me quieren.
Desde aquí quiero pedir perdón a todos estas personas a las que hoy he contestado mal. Sobre todo a Begoña que he sido muy borde con ella.
Y desde aquí también quiero agradecer a mi familia y amigos su apoyo.
Voy a empezar agradeciendo a mi hijo, que siempre está a mi lado y aunque a veces me hace enfadar un poquito porque es muy desordenado es el mejor hijo.
A mi prima Lali, ya la conocéis porque hablo mucho de ella, es mi prima y mi "hermana" una persona a la que quiero con todo mi corazón y que solo tengo que abrir la boca y ya está aquí a mi lado. Hoy por ejemplo al saber de la mala noticia que nos han dado en el médico se ha venido a mi casa cargada de pastas y una botella de cava que mano a mano nos hemos bebido las dos. No había nada que celebrar, ella simplemente quería estar a mi lado.
A mi tía Pepa que es la mujer más buena y servicial del mundo, que siempre está ahí cuando la necesito.
A mi "niña Elisabeth" que es un cielo de mujer, siempre con detalles, trayéndome las pastas que más me gustan para animarme, no me traigas más palmeras de chocolate que me voy a engordar.
A mi querida Marian, mi amiga, que no pasa un día sin preguntarme cómo estoy. Que afortunada soy de que Marian sea mi amiga. Ella si que es mi amiga y la quiero mucho.
A Mary, que es lo más parecido a una hermana que tengo. Mary que orgullosa estoy de tenerte como amiga pero para mi tú eres mucho más que una amiga, tú eres mi familia. Sé que siempre estas conmigo, en estos 40 años de amistad me lo has demostrado muchas veces. Te quiero Mari.
A mi Begoña, Begoña te quiero tanto. Begoña es una amiga especial, nos separan muchos kilómetros pero la siento a diario junto a mí con sus mensajes de cariño. Begoña trabaja y a decidido pedirse unos días de vacaciones para estar a mi lado, cosa que yo le he dicho que no haga porque como están los trabajos hoy día no se pueden pedir muchas fiestas. Pero seguro que me sorprende y viene hacerme compañía si la necesito. Perdóname por lo borde y estúpida que he sido hoy contigo.
A Maria, eres tan especial Maria, desde esas tierras gallegas me llega tu buena energía, tu positividad, tus ánimos para que no decaiga, tus buenos consejos. Ojalá estuviésemos más cerquita. Te quiero Maria.
A mi vecina y amiga Alicia. Licia eres un soplo de aire en mi vida, cada día pendiente de mí. Dispuesta siempre acompañarme donde yo tenga que ir. Alicia tiene un bebé de seis meses que cuando estoy con él se me olvidan todos los problemas que tengo, es un bebé precioso, sonriente. Es mi "sobrinito Pol".
A mi amigo Cura. Gracias Padre por estar siempre ahí, siempre mandándome wassap para preocuparte de mí y saber cómo estoy. Padre contigo no tengo mentiras y sabes verdaderamente que lo estoy pasando mal. Gracias padre por la paciencia que tienes conmigo y por no tener en cuenta algunas malas contestaciones que a veces te doy.
Podría seguir nombrando algunas amigas más que sé que cuento con su cariño, pero que aún no les he contado lo que estoy pasando últimamente, porque no me gusta pregonar mis problemas y el que tengo ahora es un poquito gordo y me provoca mucha tristeza. Cuando pase todo y salga todo bien, porque estoy segura que todo va a salir bien, yo misma os contaré lo que hoy nos han dicho los médicos.
Cuando lean esto algunas personas se preguntarán qué es lo qué me pasa y quizás hasta reciba algunos wassap o llamadas preguntándome cómo estoy, pues desde aqui os digo que no os molestéis en llamarme, el problema es mio y ahora no quiero compartirlo con nadie. Solo lo comparto con las personas que siempre han estado a mi lado.
Pues ya está... ya lo solté todo. Hoy mi psicóloga debe estar contentísima de mí, por fin he sido capaz de decir lo que siento. Tengo que estar bien y fuerte para afrontar lo que tengo que pasar y hoy he sacado todo lo que me hacia daño dentro de mí. Gracias Silvia por ayudarme a sentirme mejor.