sábado, 22 de julio de 2017

Lorena la dulzura en persona

Hoy quería escribir una entrada para dedicársela a una persona muy especial, en estos meses de junio y julio estoy conociendo a personas maravillosas, personas por las que vale la pena disfrutar de la vida. No estoy viviendo mis mejores días por motivos personales que más adelante contaré cuales son, pero a pesar de estos días difíciles que me están tocando vivir soy feliz porque estoy rodeada de maravillosas personas que también más adelante quiero agradecer lo bien que me están tratando.
Pero hoy mi entrada va simplemente para Lorena, una chica de 25 años pero que a pesar de la diferencia de edad ha calado hondo en mi corazón y que siempre ocupará un trocito de el. Se ha hecho una "ocupa" en mi corazón.
Qué puedo contar de Lorena... pues que es todo amor, dulce, cariñosa, atenta, amable, me quedo sin adjetivos para describirla.
Lorena tiene una familia maravillosa, su mamá se ha convertido en mi confidente y hemos vivido juntas unos ratitos tristes y muchos alegres, ayer fue un día triste para las dos y nos fundimos en un abrazo mientras las dos llorábamos por nuestra despedida. Su hermana, que no nos pudimos despedir como seguro las dos hubiésemos querido porque nuestros ojos se llenaron de lágrimas, una mujer maravillosa y una hija siempre pendiente de sus padres y de su hermana. Su Padre, cuantas horas hemos pasado juntos Antonio y yo, cuanto me ha ha ayudado y me ha reconfortado en mis malos momentos, hemos pasado muchas noches juntos y no pensar mal.
Lorena me lo has puesto muy difícil y me has dejado sin palabras con tu sentida y emocionada carta, a sido un regalo maravilloso que me ha dado fuerza para seguir adelante. Tú sabes que no lo estoy pasando muy bien, pero esta carta tuya me ha dado un empujón para seguir adelante y luchar por la vida.
Poco más puedo decir, porque no me salen las palabras.
Lo que sí quiero es que todas las personas que siguen mi blog te conozcan un poquito más y por eso voy a compartir tu carta con todas ellas, porque es la carta más bonita que me han escrito en mis 57 años.
Lorena queiro seguir siendo tu amiga siempre y quiero darte las gracias por formar parte de mi vida.
Lorena es tan fácil quererte que yo ya te quiero.
Ahhhhhhhhh y pinta unas uñas preciosas, jejejeje.
Y estas son las uñas tan bonitas que pinta Lorena: