lunes, 2 de enero de 2017

Un deseo

Si tuviera que pedir tan solo un deseo para el nuevo año que acabamos de empezar seria volver a estar un rato con mi mamá, con mi papá y con mi hermana.
Y es que os fuisteis demasiado pronto y sin haber podido demostrado todo el amor que siento por vosotros y es que me imaginaba que pasaría el resto de mi vida junto a vosotros.
Miro al cielo deseando poder veros pero solo alcanzo a ver estrellas. Entonces cierro los ojos y recuerdo los momentos tan felices que vivimos juntos y os veo sonreír y yo también sonrío. Con una pequeña sonrisa y una lágrima sigo mirando al cielo doy gracias por todo el amor y cariño que me disteis.
Siempre os extraño y siempre me hacéis muchísima falta.
Pienso que ahora dónde estéis estaréis bien con las personas que os aman como os amo yo.
Después de cuatro años aún no me resigno a que ya no volveré a veros ni abrazaros. Me cuesta mucho aceptar que ya no estáis aquí conmigo y me cuesta seguir con un dolor y tristeza enorme, y es que nos faltó tanto por vivir juntos.
Mi deseo es que dónde estéis ahora tengáis paz.
Sé que queréis que yo siga viviendo, que no sufra por vuestra ausencia pero eso es imposible para mí.
Seguiré viviendo por la familia que me queda y que vosotros tanto queríais y esperaré la llamada del Señor para volver a juntarnos, besarnos, abrazarnos y deciros cuánto os amo.
Besos al cielo para mi mamá, mi papá y mi hermana.
Sois mis ángeles.